MICHELLE

Michelle se convirtió en una apasionada por las modificaciones corporales cuando era muy joven y comenzó su camino como perforadora a los 17 años. 

El comienzo de su carrera se ligó exclusivamente al descubrimiento del "Bonnie & Clyde Tattoo Studio", donde se encontró por primera vez con Bonnie y Clyde. De hecho, Clyde no solo es tatuador, sino que también es perforador y fue el primero que la inició a Michelle en este arte y en sus técnicas. 

Desde allí, su trabajo la transportó a lugares impensados y la convirtió en mucho más.

Ella trabajó para otro artista italiano reconocido mientras que iba perfeccionando sus habilidades al realizar perforaciones, aprendió también todo lo que necesitaba saber acerca de la gestión de un estudio donde se realizan tatuajes y de sus artistas. De más está decir que ella se enamoró completamente de esto. Al final sintió que había encontrado verdaderamente en qué era buena.

Sus aventuras como perforadora y como gerente de negocios la llevaron por muchos países, negocios y convenciones y ella estaba muy entusiasmada de asociarse con viejos amigos que estaban allí cuando todo comenzó, creando así Oxytocina Tattoo. 

Como romántica empedernida, madre amorosa y esposa felizmente casada, ella no pudo no llamar a su negocio como eso que impulsa su vida… que impulsa todo, el AMOR.

Oxitocina, la hormona del amor